La acupuntura se podría definir como la inserción de agujas en puntos específicos en el cuerpo de la mascota  para conseguir un efecto curativo.

La acupuntura está indicada para problemas funcionales como puede ser en casos de parálisis, inflamaciones de origen no infecciosas (como alergias) y dolor. Esto se debe  realizar después de ser emitido un diagnóstico y ser sugerido por el veterinario